Alcoholismo2019-05-06T09:42:07+00:00

Centro Vitae

Te ayudamos a superar tus problemas con el alcohol. Si conoces a algún familiar o amigo con síndrome de dependencia al alcohol.

677 46 97 22

¡Llámanos!

Primera Visita Gratuita

Tratamiento de Alcoholismo

El alcohol es una sustancia psicoactiva nociva para nuestro cuerpo y nuestra salud, sea cual sea la dosis ingerida, y sea cual sea la estructura corporal de la persona que lo ingiere, y tiene efectos a corto, medio y largo en el sistema nervioso y en las estructuras neuronales, interfiriendo en la capacidad de discernimiento, de control de las emociones y los impulsos, y a nivel cardíaco, hepático…

El hecho de que sea una sustancia legal, y socialmente admitida, utilizada en celebraciones y en momentos de ocio, lejos de ayudar, dificulta la detección de un problema de dependencia a la sustancia.

Según la OMS, el consumo de alcohol es factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos: enfermedades mentales y comportamentales, cirrosis hepática, algunos tipos de cancer, enfermedades cardiovasculares. También está asociado a diversos tipos de violencia, depresión, suicidios, accidentes de tráfico, y conductas imprudentes con riesgo para la integridad física propia y de terceros.

El CIE-10 determina los criterios para el síndrome de dependencia del alcohol.

  • Deseo intenso o vivencia de una compulsión a consumir alcohol.

  • Disminución de la capacidad para controlar el consumo de alcohol, unas veces para controlar el inicio del consumo y otras para poder terminarlo o para controlar la cantidad consumida.

  • Síntomas somáticos de un síndrome de abstinencia cuando el consumo de alcohol se reduce o cesa, cuando se consume la misma sustancia o una muy próxima con la intención de aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

  • Tolerancia, de tal manera que se requiere un aumento progresivo de la dosis de alcohol para conseguir los mismos efectos que originalmente producían dosis más bajas.

  • Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversiones, a causa del consumo de alcohol, aumento del tiempo necesario para obtener o ingerir el alcohol o para recuperarse de sus efectos.

  • Persistencia en el consumo de alcohol a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales, tal y como se evidencia por el consumo continuado, una vez que el individuo es consciente o es de esperar que lo fuera, de la naturaleza y extensión del daño.

Si vives en Sevilla, y tú o alguien de tu entorno presenta tres de estos criterios durante al menos un mes, o si han durado menos de un mes pero han aparecido juntos de forma repetida en algún período de doce meses, es muy probable que tú o ese alguien de tu entorno presente un síndrome de dependencia al alcohol, debiendo buscar ayuda profesional de manera inmediata.

En Centro Vitae te podemos ayudar. Llámanos, con total confidencialidad y sin compromiso.

Primera Visita Gratuita

¡Comienza a Vivir!

Abordamos toda clase de adicciones. ¡Consúltenos! Primera visita gratuita.
Total confidencialidad.